Compañía Antonio Ruz / Vocalconsort Berlin

Coreografía: Antonio Ruz
Bailarines: Melania Olcina y Dimo Kirilov
Música en directo: Vocalconsort Berlin (12 cantantes)
Dirección musical: James Wood
Programa: Alonso Lobo, Josquin Desprez, Don Carlo Gesualdo
Vestuario: Anne -Cècile Espinach
Iluminación: Andreas Harder
Producción: Vocalconsort Berlin
Duración aprox: 1h10

Con el apoyo del Centro de Danza Canal, Madrid

Sinopsis
Libera me! – un grito de libertad que escapó del alma desgarrada de Gesualdo. A pesar de que el noble asesinó a su primera mujer y a su amante, maltrató a su segunda mujer, y finalmente, como padre, dió muerte a su hijo, siempre quedó inmune de persecución. Carlo Gesualdo intentó encontrar clemencia y salvación en su música. Los tonos introvertidos e insistentes que abrazan sus textos, reflejan claramente esta súplica de ayuda y liberación. La última composición de Josquin des Prez, Missa Pange Lingua, es un trabajo de tal intensidad y significado musical que compositores como Bach y Mozart hicieron referencia a él. Cantado, evoca la salvación del hombre a través de Jesucristo. Pero el foco, en este caso, no está en la liberación personal, sino en la salvación de toda la humanidad.
Esta súplica musical de rescate y liberación de culpabilidad está expresivamente complementada por los bailarines Antonio Ruz y Melania Olicina. La música, a veces de carácter hipnótico, está coreografiada por Antonio Ruz, y es llevada al movimiento – con la danza, como su propio lenguaje; intensificando y distanciándose en ocasiones del contenido musical. Como en la música de Gesualdo, el juego de tensión-relajación, esa musculatura de la ansiedad, signo de nuestro tiempo, se transforma en desasosiego como punto de partida, y como punto de llegada. Y, por el camino, la música, que es tocada por la gracia en algunas de sus cimas, de sus subidas vertiginosas, para volver a hundirse en el desánimo y la nada
Libera me! – un magnífico experimento que se abre a nuevas dimensiones.

Estrenada el 12 de septiembre de 2012 en la Iglesia St. Martini, Stadthagen, Alemania

Prensa
Diario de Sevilla

Espasmos y trances polifónicos

PABLO J. VAYÓN

Festival de Música Antigua de Sevilla

La idea original vino de Alemania, donde el conceptualismo en las artes escénicas tiene una amplísima tradición que lleva tiempo trasladándose a la música antigua. Fue el Vocalconsort Berlin el que contactó con Antonio Ruz para un proyecto cuando menos audaz: coreografiar un espectáculo con música polifónica del Renacimiento.

Ya que en el principal escenario musical de la ciudad parecen vedadas las apuestas más modernas y controvertidas, hay que agradecer al Femás la ocasión que dio al melómano sevillano de presenciar un espectáculo extraño y perturbador, pero hermoso. El responsorio funeral Libera Me como lema y punto de partida (versión del sevillano de Osuna Alonso Lobo) y la presencia de la música siempre retorcida y cromática de Gesualdo daba una idea de por dónde podía ir la propuesta coreográfica: tensión, dolor, angustia, espasmos, trances… que en ocasiones se acercaron a la expresión musical de forma directa y descriptiva y otras mediante una simbología abstracta y algo más complicada de desentrañar.

En el repertorio musical el punto fuerte era sin duda la Misa Pange lingua de Josquin Desprez, una de las mayores creaciones artísticas del siglo XVI (y de todos los siglos). El Vocalconsort Berlin, de una a tres voces por parte, mostró empaste, claridad y equilibrio, separándose por igual del pulido homogeneziador y brillante de los grandes conjuntos británicos como del énfasis en la horizontalidad de la música, la apreciación de los timbres individuales y la profundización expresiva y emotiva de los más atrevidos grupos flamencos y franceses.