Conservatorio Profesional de Danza “Reina Sofía” de Granada

Dirección, coreografía y diseño de vestuario: Antonio Ruz
Interpretación y coreografía: Paola Cabello Schoenmakers , Lucía Estévez Almenzar, Fátima López García, Álvaro López Vidal, José Luis Morón Única, Rocío Muñoz Gil, Alejandro Parodi Fernández, Mª Carmen Pascua Gallego, Indalecio Segura García y Micaela Serrano Romano.
Música en directo: Suites para violonchelo de Bach interpretadas por Marina Sánchez (Conservatorio Superior de Música “Victoria Eugenia”)
Repetición: Carina Martín
Diseño de iluminación: José Carrión
Fotografía: Juan Antonio Cárdenas Martín y Rafael Estévez

Sinopsis

Al bailar, con nuestro cuerpo, manipulamos el espacio, el sonido, el tiempo y la imaginación de los que nos observan. También cuando bailamos en pareja o en grupo ejercemos un efecto en el otro. En el terreno de las relaciones humanas, a veces de forma consciente o inconsciente, esta manipulación, se convierte en un acto que condiciona nuestras vidas y las de los que nos rodean. En el plano social, la manipulación tiene su elemento primordial de control en la estrategia de la distracción, que consiste en desviar la atención del individuo de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas. ¿borregos?

“Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales” (cita del texto Armas silenciosas para guerras tranquilas). Naom Chomsky

Estreno en el FEX (Festival de Extensión del Festival Internacional de Música y Danza de Granada 2013) 

Prensa

Granada Hoy 10.02.14

Rosa Fernández (Almuñecar)

“…La segunda parte Manipula muestra cómo en baile, el movimiento, el espacio y el sonido son una única pieza que da lugar a todo el espectáculo cuando los bailarines interactúan y se mueven por el escenario en una progresión que, a veces, parece no tener final y que retoma las posiciones y los movimientos para crear sensación de continuidad/discontinuidad a la vez que actuaban como crítica social donde se intercalan frases de Armas silenciosas para guerras tranquilas, de Noam Chomsky, que es el hilo conductor de este original espectáculo”.

Ver noticia completa